La agricultura de conservación consiste en diversas prácticas agronómicas que permiten un manejo del suelo agrícola alterando lo menos posible su composición, estructura y biodiversidad, evitando también su erosión y degradación.

Las técnicas de agricultura de conservación incluyen diversas modalidades tales como la siembra directa (no laboreo), el mínimo laboreo (reducido, en donde no se incorporan o sólo en muy breves periodos, los residuos de cosecha), y el establecimiento de cubiertas vegetales entre sucesivos cultivos anuales o entre hileras de árboles en plantaciones de cultivos leñosos.

En términos generales, con las técnicas de conservación, el suelo queda protegido de la erosión y escorrentía, se aumentan la formación natural de los agregados del suelo, la materia orgánica y la fertilidad, y a su vez se disminuye la compactación debido al tránsito de la maquinaria agrícola. Además, tiene lugar una menor contaminación de las aguas superficiales, se reducen las emisiones de CO2 a la atmósfera y se aumenta la biodiversidad.  

Todos estos beneficios medioambientales sociales se ven acompañados por unos no menos importantes beneficios económicos para el agricultor, que reduce de manera considerable el coste que le supone la producción.

Links - Documenten - Top 20 documents en Français - Top 20 englisch documents - Email
Agroforestración  
Compostaje-Vermicompost  
Agricultura de Conservación  
Vulgarisación - Farm field Schools  
Yucca  
Arroz - SRI  
Biogas  
Coberturas vegetales  
Potato  
Soya  
Ganderia - Cabras  
Energia Solar  
Rwanda  
Habitat- Estufa  
Marketing